Thursday, June 30, 2011

Quiero fumar un cigarrillo a oscuras y sentarme a escribir con esta música triste, recordando el amor que todavía te tengo, cerrando los ojos e imaginando qué sería de mí, qué sería de ti.
Al ritmo de Se vive solamente una vez, hay que aprender a querer a sufrir, te recuerdo moviendo los pies. Tango negro eres ya en mi corazón.


Amar es el juego de un loco, pero un loco valiente.

Thursday, June 23, 2011

Desear es andar buscando insatisfechos. Por eso, las medias naranjas nunca se encuentran de verdad. Si eso pasara, dejaríamos de mendigar amor en las iglesias, en los bares o en la televisión.
El ser humano completo es una utopía, una utopía muy pendeja.

Tuesday, June 14, 2011

Febrero de hace ya algunos años

¿No hay cerveza?
No. ¿Quieres que te lleve a comprar?

Hace frío, ¿verdad?

Paro, wey, paro, no vuelvas a hacerlo.
No mames, no.

Te sientes solo, ¿verdad?

Creo que es lo único que me hace sentir mejor.
Hay más... a veces.

¿Aún no has aprendido nada?

Hoy sólo quiero voltear los ojos y creerme aquello de que Dios existe.
Podríamos sólo sentir sin esquemas, sin tiempo, sin ese silencio incómodo que marca los intervalos de nuestro crecimiento.

Je suis perdu, je suis perdu dans la belle nuit.
yo cantaba mientras con los ojos de conejo o algún animal tierno te besaba las manos y


Tu est là, mon amour, et je n'ai lieu qu'en toi.
làlàlà
Hace algún tiempo, mi corazón se fue a vagar por las calles de Tokio y Osaka, no ha querido regresar. Si lo ves, no le pidas que vuelva, más bien ayúdame a llegar allá.
osaka

Sunday, June 12, 2011

Ya no entrelazo palabras. Perdóname, es que estoy ansioso. Es eso, ansioso y algo cansado. Como ya no veo respuestas, y tú sabes lo difícil que era cazarlas en las noches de luna perdida, cuando yoera el desnudo, el menguante, el mentiroso. Cuando yo grababa nuestras iniciales en la arena; y aquella tarde como niño de las mostré para que me lo celebraras. Para que me amaras.
Pero ay, amor, qué peligrosa palabra y qué manera de sentirla. Si te adoré en un tango sin tiempos, porque yo no sé bailar, hoy, mirando el mismo cielo verdoso que nos encontró juntos en aquel laberinto de excusas y maneras de perder el tiempo, te toco una zamba con los dedos, porque sé que me tengo que ir. Sólo no sé para cuándo.